Serviceline
Línea de servicio de Sensores Industriales
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80
Atención al cliente para protección contra explosiones
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80

RFID en el montaje final de la industria del automóvil

Los subcomponentes llegan a la planta de montaje justo cuando se necesitan

Aplicación
El gran número de prestaciones que ofrecen los vehículos actuales representa un desafío para la industria automovilística, para el que la tecnología RFID ofrece una respuesta rápida y efectiva. De este modo, puede utilizarse la información importante de producción para otros procesos y los subproveedores pueden integrarse en la cadena de logística.


Objetivo
Uno de los principales requisitos de la industria automovilística es disponer del volumen exacto de piezas correctas en el momento preciso y en la ubicación deseada a lo largo de la línea de montaje. Los tiempos de los procesos necesarios por planta de montaje deben ser cortos y el proceso logístico de envío al subproveedor debe estar totalmente automatizado.


Requisitos
Los clientes demandan estándares RFID coherentes, es decir, que dichos sistemas, una vez instalados en una planta de producción, puedan implementarse fácilmente en todas las plantas. Las empresas de automoción tienden a adoptar soluciones de comunicaciones basadas en Ethernet (Ethernet/IP en Norteamérica y PROFINET con conectores push-pull AIDA en Europa). Las etiquetas RFID deben poder rendir con fiabilidad en entornos muy diferentes.


Ventajas para el cliente
Procesos logísticos sin fisuras entre el proveedor de componentes y la planta de montaje, incluida la asociación automática de contenedores de piezas, subcomponentes y piezas individuales del vehículo. La alta fiabilidad del equipo RFID y el intercambio de información en los entornos industriales es de suma importancia.



En el montaje final, la asignación de piezas, los procesos de trabajo y los datos de calidad se recopilan mediante tecnología RFID

Procedimiento

En las instalaciones de los proveedores, de recepción y de línea de montaje de las piezas donde se van a instalar los componentes o subcomponentes, los lectores acceden a los datos de las etiquetas y asocian estos datos con un número de fabricación y con el vehículo correspondiente. Estos datos se utilizarán también para el control de calidad. Debido a que la identificación de piezas mediante RFID es totalmente automática, pueden omitirse los procesos manuales utilizando lectores portátiles de códigos de barras. La solución IDENTControl de Pepperl+Fuchs ofrece una interfaz RFID independiente de la frecuencia de operación con PLC de forma que el trabajo de integración se realiza una sola vez, simplificando el uso simultáneo de etiquetas RFID de largo y corto alcance. Los modernos conectores AIDA ofrecen una conexión rápida y segura con la infraestructura Ethernet de la planta.

Las soluciones logísticas basadas en RFID son un referente en las plantas de producción modernas y flexibles de componentes para el automóvil.