Serviceline
Línea de servicio de Sensores Industriales
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80
Atención al cliente para protección contra explosiones
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80

Portapiezas con etiquetas RFID integradas

Las etiquetas RFID de montaje al ras en metal requieren muy poco espacio y sirven de solución segura con una larga vida útil

Pepperl+Fuchs cuenta con más de 20 años de experiencia en tecnologías RFID industriales
Pepperl+Fuchs cuenta con más de 20 años de experiencia en tecnologías RFID industriales

Aplicación
Los portapiezas se utilizan para transportar una amplia variedad de productos en líneas de montaje automatizadas. En las distintas fases del proceso, un sistema RFID se encarga de recuperar información y registrar datos de fabricación y pruebas.


Objetivo
La identificación automática y fiable del portapiezas permite realizar un seguimiento paso a paso de la pieza de trabajo, posibilitando así un control descentralizado durante todo el proceso de fabricación. Las etiquetas RFID actúan como una base de datos móvil recopilando información entre estaciones.


Requisitos
Para obtener un funcionamiento fiable a largo plazo, la mayoría de los portapiezas utilizan bases metálicas sólidas que albergan etiquetas RFID compactas de montaje al ras. Si se desea una estrategia de control descentralizado, se necesitará una solución RFID con capacidad de lectura/escritura.


Ventaja para el cliente
A diferencia de las soluciones DataMatrix y de códigos de barras, los sistemas RFID no requieren ningún mantenimiento, no se desgastan y no contienen piezas móviles. Gracias a una potente verificación de datos integrada, es muy improbable que haya datos incorrectos en las etiquetas. El montaje al ras de las etiquetas RFID resistentes supone una solución mecánicamente superior. Puesto que todos los datos de proceso relevantes se pueden registrar en la etiqueta, se obtiene fácilmente una solución que no depende de una base de datos central. Los datos están siempre disponibles en cada fase del proceso, lo que permite añadir rápidamente celdas de trabajo adicionales.



El sistema RFID controla los procesos de fabricación de un sistema de transporte de piezas

Procedimiento

La etiqueta RFID integrable se monta en una ubicación central en la parte inferior del portapiezas. La cinta transportadora desplaza el portapiezas por una ubicación de lectura RFID que utiliza los datos de la etiqueta a fin de controlar inversores y portones para desplazar la pieza a la siguiente estación de proceso disponible. Los datos de calidad específicos del paso de fabricación se registran en la etiqueta.

Con frecuencia, varios lectores cercanos se conectan a la misma interfaz IDENTControl, que a su vez se conecta a un PLC mediante una de las muchas redes industriales compatibles. Al completarse el proceso final, todos los datos de proceso y calidad se leen y se registran en una base de datos, lo cual permite identificar piezas específicas por si fuera necesario retirarlas del mercado.

Los portapiezas con capacidad para RFID se caracterizan por favorecer una alta eficiencia de producción, una trazabilidad absoluta de las piezas y el control descentralizado del proceso.