Serviceline
Línea de servicio de Sensores Industriales
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80
Atención al cliente para protección contra explosiones
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80

Un factor crucial para la automatización entre fronteras - Pepperl+Fuchs Bélgica viene dando forma al mercado desde hace 25 años

The Pepperl+Fuchs Belgium headquarters are located at Schoten near Antwerp
La sede de Pepperl+Fuchs en Bélgica se encuentra en Schoten, cerca de Amberes

El final de la década de los 80 fueron momentos intensos en Bélgica. Un fuerte proceso de industrialización hizo que el mercado belga fuera de lo más vivo y próspero. Abundaban las oportunidades de negocio y el progreso resultaba patente en todas las áreas. Durante esta época de movimiento, se construyeron los cimientos de lo que sería una historia de éxito que continúa hoy en día. Desde hace 25 años, Pepperl+Fuchs opera en Bélgica.


Un comienzo desde cero

Un equipo muy bien pensado: Guy Crets y Marc Van Pelt
Un equipo muy bien pensado: Guy Crets y Marc Van Pelt

Un centro neurálgico de la industrialización de Bélgica era el tradicional puerto de Amberes. Al igual que ahora, era el segundo centro químico más grande del mundo (después de Houston, Texas). También era el puerto base de General Motors. Muchos otros fabricantes de automóviles líderes, como Ford, Volkswagen, Renault y Volvo, estaban también presentes en Bélgica. Dados el proceso de internacionalización global general y la prometedora ubicación local, Pepperl+Fuchs decidió fundar una filial belga.

Guy Crets y Marc Van Pelt fueron los hombres que establecieron esta filial desde cero. Durante los primeros años trabajaron como si se tratara de una verdadera startup, ya que utilizaban como oficina la residencia particular de Guy Crets. En 1992 su crecimiento era ya tan satisfactorio que compraron una oficina propia. En 1999 llegó el momento de dar el siguiente paso y trasladar la empresa a un edificio de oficinas de mayor tamaño en Schoten, cerca de Amberes. Allí está ubicada aún Pepperl+Fuchs Bélgica.


Desarrollo del negocio: de Europa a África

El crecimiento constante no se detuvo. Para mejorar la colaboración entre las distintas filiales, Pepperl+Fuchs empezó a unirlas mediante un proceso de regionalización que tuvo lugar en 2005. Marc Van Pelt explica el motivo principal para dar este paso:

“Junto con la dirección corporativa, intentamos determinar la mejor forma de agrupar las filiales en zonas. Basamos nuestras decisiones en dos factores importantes: la cultura y el idioma. Era obvio que el plurilingüismo belga formaba una conexión entre los Países Bajos, Francia y Luxemburgo. Como resultado, Bélgica se convirtió en la sede de la región para la división Automatización de Procesos. La conexión con África era el siguiente paso lógico, pues el francés es la lengua materna de numerosos países africanos, y el holandés es similar al idioma africano que se habla en Sudáfrica. De este modo nació la región de Europa Occidental y África. Las actividades en África se están concretando y jugarán un papel importante en el desarrollo de la región”.


Superación de los obstáculos económicos

Aunque la situación económica de la industria belga ha presentado dificultades en ocasiones, Pepperl+Fuchs se ha mantenido firme. Guy Crets ofrece detalles sobre lo que ha demostrado ser un factor clave para superar esos obstáculos económicos: “Nuestra misión es ofrecer el mejor estándar posible en cuanto a calidad, seguridad y fiabilidad en todo lo que hacemos. Nos centramos en el cliente y nunca dejamos de innovar. Una dedicación así siempre compensa y permite superar los tiempos difíciles”.


Combinación de la innovación con una cultura de estabilidad


El equipo de Sistemas y soluciones trabaja constantemente en pos de la innovación. Esta organización de ingeniería se creó para responder a las demandas de los clientes de soluciones completas en vez de componentes independientes. “Siempre quisimos desarrollar aplicaciones específicas para clientes que fueran lo más simples, eficientes y seguras posible. Y eso es lo que persiguen los empleados de Pepperl+Fuchs día tras día. Por ese motivo, podemos afirmar que nuestro personal, con su compromiso por esta misión, es el factor clave del éxito que ha tenido Pepperl+Fuchs Bélgica durante los últimos 25 años”, añade Guy Crets.

Tras oír este comentario, no es de extrañar que Marc Van Pelt (director gerente de Bélgica) y Guys Crets (director de industria global de equipamiento de procesos) sigan en la empresa hoy en día. Satisfacer las necesidades de los clientes no es una misión a corto plazo para los hombres que fundaron el negocio desde cero en los 80.