Seguridad en las plantas de tratamiento de aguas residuales

Seguridad en las instalaciones de tratamiento de aguas residuales

Seguridad en las instalaciones de tratamiento de aguas residuales
Seguridad en las instalaciones de tratamiento de aguas residuales

Además de las áreas de procesos específicos de una instalación de tratamiento de aguas residuales, donde resulta necesaria la aplicación de una amplia gama de soluciones intrínsecamente seguras, tanto el equipo de filtrado de agua como la propia planta completa de tratamiento de aguas residuales deberán monitorizarse para protegerlos contra atmósferas corrosivas, llenas de polvo, sucias y explosivas, además de la protección contra descargas y la purga. Pepperl+Fuchs le ofrece una variada gama de métodos de protección que mantendrán segura la planta de tratamiento de aguas residuales y garantizarán su funcionamiento eficiente.



Corrosión
La prevención, la monitorización y la reparación son los factores que más contribuyen a la reducción de los costes derivados de la corrosión en el equipo de filtrado de agua.  No incluye los costes por paradas en la producción.  Estos costes se controlan mejor cuando la corrosión se percibe como una variable del proceso, en lugar de como un valor puramente histórico o en un complejo método científico.  La monitorización en línea y en tiempo real con CorrTran® MV permite la realización de cambios inmediatos en el proceso de tratamiento de aguas residuales si se produce corrosión, reduciendo de esta forma los efectos de la corrosión y cubriendo los costes operativos para el filtrado de agua.


Protección contra rayos y sobretensiones
Las plantas de tratamiento de residuos están particularmente expuestas a los riesgos de las descargas atmosféricas y los rayos. Además, las descargas eléctricas, la electricidad estática y las sobretensiones momentáneas pueden extenderse muy fácilmente debido a la enorme extensión de las redes y a los diferentes terrenos existentes en la planta de tratamiento de residuos.

Existen dos fenómenos que pueden darse en las plantas de tratamiento de residuos industriales tradicionales, los inducidos por los rayos, equipos eléctricos grandes y los equipos de soldadura: rayos y sobretensiones de energía.

El sistema de protección contra descargas eléctricas y rayos está formado por una protección externa y una protección interna.  La protección externa contra descargas eléctricas y rayos minimiza el riesgo de dichas descargas y la puesta en práctica del concepto de Zonas de protección contra descargas eléctricas y rayos optimiza la disponibilidad de la instalación a máximo nivel.

Una parte de la corriente de la descarga eléctrica o el rayo fluye directamente a la tierra mediante el sistema de toma a tierra. La otra parte fluye a través de las líneas de suministro externas de la planta de tratamiento de residuos y podría dañar la instalación. Estas líneas de suministro externas de la planta deben equiparse con dispositivos de protección transitorios (surge protective device - SPD) aptos para los niveles de corriente de la descarga eléctrica o el rayo. Los disipadores de sobretensiones protegen de forma fiable el equipo de terminales en la instalación de tratamiento de residuos contra las sobretensiones transitorias conducidas.

La instrumentación en determinadas áreas de la planta de tratamiento de agua puede estar sujeta a la acción de los rayos o los sobrevoltajes momentáneos. Para proteger este equipo, las planas de tratamiento de agua instalan controles avanzados con un sistema DCS o PLC.  Los daños en el equipo de tratamiento de agua puede provocar el drenaje de agua contaminada en cuencas hidrográficas, ríos o lagos locales. Pepperl+Fuchs ofrece aplicaciones de acondicionamiento de señal que proporcionan aislamiento y evitan los bucles de tierra, protegiendo así la planta de tratamiento de agua.

Seguridad intrínseca
La seguridad intrínseca se usa en las zonas en que pueden acumularse gases explosivos, como el metano CH4. Nuestros aisladores del Sistema H y Sistema K junto con nuestro sistema de E/S remotas RPI le dan la solución. El área de digestión de una instalación de tratamiento de aguas residuales es donde las bacterias microscópicas digieren el cieno cloacal y lo descomponen en gas metano. Estas bacterias digestoras producen tanto metano y dióxido de carbono CO2, que pueden utilizarse para proporcionar calor al tanque digestor y accionar generadores eléctricos o vehículos de motor.

Purga
Las aguas negras crudas, los materiales químicos corrosivos y el cieno cloacal presentes en una instalación de tratamiento de aguas residuales pueden dañar el equipo y la instrumentación industriales. Pepperl+Fuchs ha introducido la nueva línea Enviro-Line de sistemas de presurización (serie 10E-WGS). De esta forma se podrán purgar los paneles, armarios y otros equipos de atmósferas corrosivas, llenas de polvo, o sucias.


Teléfono de atención

Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80

Productos