Serviceline
Línea de servicio de Sensores Industriales
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80
Atención al cliente para protección contra explosiones
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80

Un negocio limpio. Las Tecnologías de la Automatización garantizan la entrada de agua en las estaciones depuradoras.


Las tecnologías de tratamiento de Pepperl+Fuchs ayudan a garantizar la seguridad en las estaciones depuradoras.

Desde un punto de vista estético, las estaciones depuradoras de aguas residuales no se distinguen por su atractivo, y el olor que desprenden a menudo no contribuye a aumentar su encanto. No obstante, un tratamiento de calidad de las aguas residuales en ciudades y comunidades es parte esencial de nuestro suministro básico de agua.


Se utilizan sistemas de E/S remotas para la transmisión de señal a PROFIBUS DP.
Se utilizan sistemas de E/S remotas para la transmisión de señal a PROFIBUS DP.

Para garantizar que la entrada de agua a las estaciones depuradoras de aguas residuales funciona con la debida eficacia, se emplea una serie de productos y tecnologías a fin de supervisar la canalización de las aguas residuales en diversos puntos. Las sustancias inflamables que podrían inducirse pueden dar lugar a atmósferas explosivas. Este riesgo requiere componentes adecuados para su uso en zonas con peligro de explosión.

Pepperl+Fuchs ofrece varias soluciones: Sistemas de E/S remotas para la transmisión de señal a PROFIBUS DP, la infraestructura de bus de campo FieldConnex® para una transferencia uniforme de datos digitales con PROFIBUS PA, y los módulos delsistema K multifuncional, incluidos varios acondicionadores de señal y barreras de aislamiento. Todos estos productos cumplen los requisitos para un tratamiento fiable y seguro del agua en estaciones depuradoras de aguas residuales.


Deje el agua correr, con las bombas con control de entrada de caudal.

Los conversores de frecuencia son parte del sistema K multifunción.
Los conversores de frecuencia son parte del sistema K multifunción.

En muchas regiones, las pendientes naturales ayudan a transportar el agua residual doméstica e industrial hasta las estaciones depuradoras. Cuando esto no es posible, las bombas elevan el agua hasta un nivel más alto y a continuación la envían a la planta. Este procedimiento puede verse interrumpido si no se siguen las reglas de desecho de agua y residuos. Los cuerpos extraños, como, por ejemplo, las toallitas húmedas, se convierten enseguida en un problema al bloquear las bombas de entrada de caudal, que, para evitar problemas de este tipo, deben ser supervisadas. Un conversor de frecuencia funciona como controlador de velocidad rotacional en este caso. Si se produce un atasco, la supervisión permite intervenir rápidamente de modo que una bomba bloqueada no cause problemas mayores en la estación depuradora.


Protección contra inundaciones

FieldConnex® garantiza una transferencia uniforme de los datos digitales con PROFIBUS PA.
FieldConnex® garantiza una transferencia uniforme de los datos digitales con PROFIBUS PA.

Aparte de las aguas residuales, las aguas procedentes de la lluvia también pueden verse conducidas a la estación depuradora. Las aguas de lluvia se recogen en una cuenca de retención en un primer paso, para impedir una sobrecarga en las etapas posteriores. Al mismo tiempo, la cuenca no debe desbordarse. Un conjunto de sensores ultrasónicos detecta el nivel de llenado del interior de la cuenca y lo transmite a la sala de control mediante fuentes de alimentación transmisoras o barreras de campo.

Los valores de medición sirven como base para controlar las bombas que llevan el agua de lluvia a la planta. Estas bombas están equipadas también con monitores de velocidad rotacional, lo que permite la conmutación con las bombas de reserva. Esto garantiza que haya siempre suficiente flujo de agua en la planta y que no se produzcan complicaciones, como roturas en las tuberías.


Canalización de agua para tratamiento

Para evitar que cargas elevadas de sal, lejías y ácidos alcancen la etapa de tratamiento biológico, se miden los valores de conductividad y pH cuando el agua entra en la planta. Unas concentraciones excesivas de estos agentes interferirían con la degradación de los materiales orgánicos, por lo que no deben entrar en esta etapa de la planta de tratamiento. Un bus de campo o fuentes de alimentación transmisoras con valores límite ajustables transmiten los valores medidos del agua que entra en la sala de control.


¿Lo sabía?

La estación depuradora de aguas residuales más grande del mundo está situada en el Valle de Hidalgo, en Tula (México). A unos 60 km de la capital, Ciudad de México, la estación de Atotonilco depura hasta el 60 % de las aguas residuales de la ciudad. El proceso se centra especialmente en la sostenibilidad: el biogás generado se utiliza para la producción de energía, y con el agua residual depurada se riegan hasta 80 000 ha de terreno.


Características principales

  • Supervisión de bombas de entrada de caudal con conversores de frecuencia que funcionan como supervisores de velocidad rotacional
  • Sensores ultrasónicos para la protección frente al desborde en la cuenca de retención de aguas de lluvia
  • Transmisión de señal con sistemas de E/S remotas, módulos de Sistema K o FieldConnex®
  • Seguridad para zonas con peligro de explosión