Serviceline
Línea de servicio de Sensores Industriales
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80
Atención al cliente para protección contra explosiones
Teléfono: +34 94 453 50 20
Fax: +34 94 453 51 80

Una batalla entre robots y gigantes de la edad de piedra

La participación de The Green Birds en la Eurobot de 2014 ha sido exitosa

The Green Birds Team robots pursue mammoths.
Los robots presentados por The Green Birds se pasearon con soltura en la edad de piedra.
Tras el aviso de inicio de la edición, cuatro robots futuristas cobran vida, salen de una plataforma verde y comienzan a recolectar frutos, hacer acopio de madera y a perseguir a enormes mamuts. Robots y presas se acercan peligrosamente, se rodean y se observan furtivamente. El menor de los errores se paga muy caro...

Eurobot: batallas en la arena robótica

Puede parecer una escena de una superproducción de cine, pero es el escenario de Eurobot 2014, la edición de 2014 celebrada en la ciudad alemana de Dresde, el pasado mes de junio. Equipos de todo el mundo se dieron cita para participar en la competición con sus robots autónomos. El tema elegido para la edición de este año, "Prehistobot", hizo que los participantes viajaran en el tiempo hasta la prehistoria. En un duelo de noventa interminables segundos, el objetivo era batir al oponente, mientras se desarrollaban las tareas habituales de la edad de piedra.

The Green Birds: el triunfo del espíritu de equipo

Enrico Schulz, un empleado del departamento de desarrollo de aplicaciones de ingeniería de Pepperl+Fuchs, comenzó su andadura como parte del equipo"Green Birds". El equipo está compuesto por estudiantes y graduados de la escuela de ingeniería Hochschule Mannheim, y por empleados y empleados en prácticas de Joseph Vögele AG y Pepperl+Fuchs GmbH. "Todos somos expertos en diferentes materias, pero compartimos la pasión por la tecnología y los juegos", explica Enrico Schulz. Además de formar equipo con Hochschule Mannheim y Pepperl+Fuchs, Joseph Vögele AG ha sido el principal patrocinador del equipo. "Percibimos el gran nivel de compromiso de los jóvenes con la competición y la recompensa que también implica. Además de tener una fuerte pasión por la tecnología y una mente creativa, se invita a empleados de todas las categorías, desde trabajadores en prácticas, a participar en el equipo. Además, la competición permite a los empleados en formación ampliar sus capacidades profesionales", explica Thomas Bayer, director de formación de ingeniería electrónica de Joseph Vögele AG.


Con sus dos robots "Big" y "Small", el equipo Green Birds logró los mejores resultados de su historia.

Robots: desde Lego a la automatización

A partir de que se anunciaran los detalles del concurso, los equipos disponían de seis meses para desarrollar un robot y un segundo robot auxiliar opcional. "El desarrollo de nuestros dos robots,"Big" y "Small", nos llevó unas 1.500 horas de trabajo", comenta Enrico Schulz. Pero ¿cómo fue la evolución del concepto inicial hasta el robot terminado? Su respuesta es sorprendente: "Pues empezamos a ingeniar posibilidades a partir de diseños con Lego". Además de los retos mecánicos, el equipo tenía más desafíos que afrontar: los robots tenían que funcionar con inteligencia artificial. Teniendo en cuenta la dificultad de la aplicación la creatividad, la inventiva y los sensores adecuados tenían un papel importante que desarrollar.

Escáner láser R2000 UHD: todo a la vista

El escáner laser R2000 UHD: el secreto del éxito.
El escáner laser R2000 UHD: el secreto del éxito.
Oculto en las entrañas de los robots, el R2000 escáner laser UHD de Pepperl+Fuchs era el secreto de su éxito. "Con su exclusivo ángulo de escaneo de 360°, éramos el único equipo que podía ver todo el escenario y el primer equipo que pudo hacerlo", explica Enrico Schulz. Gracias a esta tecnología, el equipo Green Birds podían ver exactamente los que sus oponentes estaban haciendo y analizar esta información. Fue una gran ventaja teniendo en cuenta que estaba estrictamente prohibido colisionar con otros competidores. Además del escáner R2000 UHD, el equipo también empleó otros sensores de Pepperl+Fuchs. El sensor fotoeléctrico de barrera unidireccional R2 tuvo gran importancia en las zonas de fuego del escenario. El objetivo era usar el sensor para detectar los triángulos depositados en el escenario. Cada equipo tenía que girar el triángulo de su propio color y colocarlo en la plataforma indicada. Completar esta tarea le proporcionaba al equipo una recompensa en forma de puntos.

El siguiente reto: destronar al campeón del mundo

48 equipos asistieron a la cita de Dresde para afrontar este y otros retos. Green Birds sólo pudo ser batido en la serie de cuartos de final, tras un ajustadísimo duelo contra el equipo francés, que acabó revalidando su título de campeón del mundo. El equipo Green Birds está encantado con su séptimo puesto final, el mejor resultado en la historia del equipo. Sin embargo, el equipo no se conforma con lo logrado. "Estuvimos muy cerca de ganar y le dimos un buen susto al equipo francés. El año que viene volveremos. Todas las rachas ganadoras se acaban", dice Enrico Schulz con una mirada desafiante.